//
estás leyendo...
la vida amable

Pablo y las pajitas de colores

Tal vez porque venía rezando, antes de comenzar una jornada laboral que prometía ser, cuando menos, intensa. Miré la pequeña heladerita desde la vereda de enfrente mientras esperaba que el semáforo me habilitara a cruzar. Dudé en entrar. Las bebidas que veía desde lejos no eran lo que buscaba. Los demás comercios estaban cerrados así que, rápidamente, decidí conformarme con otra cosa. Tenía sed y eso lo podía solucionar. Entré.
Un cliente me precedía. En seguida me llegó el turno y la pregunta. “¿Y vos, ¿cómo estás?”, que sustituyó al “decinueve” al que uno suele estar acostumbrado cuando coloca encima del mostrador lo que va a llevar.
Salí del local con mi botellita de Coca Cola, seis pajitas de colores para mis hijos y una sonrisa de oreja a oreja que le pude regalar al primer compañero de trabajo que me crucé en la cuadra siguiente.
Antes de ponerme manos a la obra me veo obligada a preguntarte:
Y vos, ¿cómo estás?
Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “Pablo y las pajitas de colores

  1. Qué bueno !!!, una sonrisa, una pregunta amable….. y todo cambia.
    El añadido de las pajitas de colores está genial.
    Mil cariños

    Publicado por Raquel | octubre 27, 2015, 3:46 pm

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mejor calificado

Goodreads

Follow bajo paraguas violeta on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: