//
estás leyendo...
Aceptación, Agradecimiento, Alegría, Humildad, Optimismo, Paciencia, Paz, Reírse de uno mismo, Risas

Una mañana murphyana

No soy en absoluto supersiticiosa. De hecho, mi número favorito es el 13. Me disgusta ver en algunos ascensores que mi número favorito no ha sido incluido en el tablero de números. Después de todo, ¿en qué planta creen que viven los que viven en la planta “14”? Esto de la superstición me divierte bastante. Por eso, cuando veo alguna escalera en la calle, paso por debajo y si veo un gato negro-algo no tan usual, aunque vi uno hace poco en Brujas- me divierto. Se me han roto varios espejitos, a partir de lo cual han empezado sendas sucesiones de 7 años de buena suerte.

Ayer, la mala suerte nos atacó, jaja. Según mi parecer, sufrimos una ingente acumulación de contratiempos (¡causados todos por nosotros mismos!). Todo comenzó cuando “perdimos” el autobús de nuestra hija mayor. En realidad lo que perdimos fue nuestra capacidad auditiva para oír el despertador o sufrimos una “crisis aguda de modorra de lunes” (una enfermedad que está muy de moda).

Al salir de casa vimos que una de las ventanas de nuestro coche estaba baja. Mi marido pensó que nos habían robado; yo pensé que si era así, había sido el robo perfecto: se habían llevado el cristal entero, jaja. No, no se trataba de ningún robo. Habíamos dejado la ventana abierta (al coche también le viene bien oxigenarse de vez en cuando). La puerta del acompañante tampoco abría. Extraño. Al subir al coche, no arrancaba. Evidentemente, un problema de batería.

Se suponía que era un día laboral “clave”. Teníamos varias cosas “importantes” que sacar adelante. Que el coche no marchara no estaba jugando precisamente a nuestro favor.

El hombre de la grúa vino en un santiamén, detalle muy de agradecer. La explicación era sencilla: habíamos dejado encendida la baliza (además de la ventana abierta). Así que, ayer por la noche además de titilar las estrellas titilaba nuestro coche: una noche romántica por donde se la mire.

En el camino al trabajo comenzamos a sentir olor a quemado, y no estábamos preparando tostadas.

Ahí recordé al tal Murphy. Miré a diestra y siniestra. Con seguridad pasaba por el barrio y podríamos ahuyentarlo con algún trapo, como a las moscas. No estaba a la vista. Como ya les dije, no soy supersticiosa pero, como la Ley de Murphy es muy famosa, después de esta cadena de inoportunos sucesos, me picó la curiosidad (sólo en sentido figurado). Decidí averiguar quién era el Murphy en cuestión.

Murphy, en medio del experimento que lo llevó a la fama

La “ley” ya la conocerán, pero tal vez no conozcan al personaje. Les cuento algún resultado de mis pesquisas. Edward A. Murphy Jr. era un ingeniero de la  Base Aérea Edwards destinado a probar la resistencia humana a las fuerzas G durante una desaceleración rápida. Las pruebas usaban un cohete sobre rieles con una serie de frenos en un extremo. Al salir mal la prueba, Murphy, al parecer, le echó la culpa a su asistente, diciendo: «Si esa persona tiene una forma de cometer un error, lo hará».

De ahí se derivó la estimulante “ley”:

Si algo puede salir mal, saldrá mal”.

En conclusión, por lo que he entendido a raíz de mi investigación:

1) La ley de Murphy no es una ley; es el resultado de una queja de Edward Murphy Jr., que derivó en la que hoy conocemos como “Ley de Murphy” y que se hizo famosa gracias a la divulgación que hizo de la frase un compañero de trabajo de Murphy.

2) A partir de la frase: «Si esa persona tiene una forma de cometer un error, lo hará», que derivó en: Si algo puede salir mal, saldrá mal”, se formularon infinidad de “leyes”, a cada cual más divertida.

Para más información sobre el origen de la Ley de Murphy:

http://www.murphys-laws.com/murphy/murphy-true.html

Si quieren ver para todo lo que dio esa sencilla queja formulada por Murphy:

http://www.murphys-laws.com/murphy/murphy-laws.html

http://86400.es/2007/05/29/%C2%BFpor-que-la-tostada-siempre-cae-del-lado-de-la-mantequilla/

En definitiva: ¡no pierdan la esperanza de saltar a la fama por cualquier tontería que digan!

Posdata: Agradezco a la Real Academia Española– alias RAE- por su contribución a la mejora lingüística de mi blog.

Anuncios

Comentarios

6 comentarios en “Una mañana murphyana

  1. Entre Murphy y las “normas para no tener mala suerte” estamos apañados…¡vivan los gatos negros, las tostadas boca abajo y el 13! jaja Besos

    Publicado por winnie0 | mayo 8, 2012, 8:09 pm
    • jaja, tal cual! Lo que me hace gracia e que un tipo hizo un estudio de las falsedades de la ley. También hay estudios acerca de si es cierto lo de que la tostada siempre cae del lado de la mantequilla (porque no todos untamos igual el pan, etc. etc.). ¡Me he divertido mucho con todo esto! Besos y buenas noches y como siempre: ¡gracias por tus comentarios!

      Publicado por verocou | mayo 8, 2012, 9:47 pm
  2. Buenísimo el post de hoy!!! jajaja. Como me reí con lo de la noche romántica por donde se la mire!!!! Voy a empezar a aumentar el número de pavadas que digo diariamente, a ver qué pasa, jaja. Me quedé con la curiosidad de saber qué era lo que se estaba quemando!!! besote Vero!

    Publicado por Lucia | mayo 8, 2012, 8:39 pm
    • Gracias, Lu! Yo creo que si nos esforzamos nos hacemos famosas!! Yo también me quedé con la intriga de qué era lo que se quemaba, jaja. Era algo adentro del auto y salía olor a quemado por el ventilador… : una mañanita completa;) besote!!!

      Publicado por verocou | mayo 8, 2012, 9:50 pm
  3. Buenísimo. La investigación sobre Murphy es muy interesante, desde luego no sé como hemos llegado hasta hoy sin conocerla tan a fondo. Da para un master, porque además: y seamos sinceras: es una verdad como un templo.

    Publicado por Raquel de la Riestra | mayo 10, 2012, 2:44 pm
    • Gracias, siempre tan amorosa vos. Yo creo que la ley de murphy en sus múltiples manifestaciones se parece a un refrán popular: nace de la experiencia. No creo que la ley de Murphy sea pesimista en sí misma (aunque el comentario original sí lo fue). Refleja un poco la vida misma. Pero, qué sería la vida sin contratiempos? Un aburrimiento!!

      Publicado por verocou | mayo 11, 2012, 9:59 am

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mejor calificado

Goodreads

Follow bajo paraguas violeta on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: