//
estás leyendo...
Familia, Hijos

¿Lo abrazo o escribo?

Hace un rato, cuando me disponía a escribir en el blog, mi hijo, el del medio, me pidió “upa”. Tenía sueño y quería sentarse arriba mío. Aunque contrariaba mis planes, lo dejé subir y apoyó su cabeza en mi hombro, como para dormirse. De reojo, yo miraba la entrada vacía del blog. Estuvimos descansando un rato, abrazados. ImageMe vino bien. Además, como está creciendo, cada vez le gustan menos los abrazos. Al rato se cansó y volví a sentarme frente al ordenador. ¿Adivinen qué? Volvió. Pensé que quería ponerse a dormir arriba mío otra vez y- lo confieso- me contrarié un poco. Lo que quería no era eso. Quería sentarse arriba mío, mientras escribo. Así estamos, yo escribo y él hace la mímica de estar tecleando.

Como a mí, seguramente a ustedes les pasan cosas como estas todo el tiempo. Con sus hijos o con otras personas que, de repente, interrumpen sus planes.  ¿Por qué nos molesta tanto esto, a veces o, muchas veces? ¿Tal vez porque nos cuesta detenernos, renunciar a nuestros planes, perder el control, “perder” el tiempo?

Hoy les propongo algo chiquito: sonreír a alguien que los interrumpa. Sonreír por fuera y, si pueden, ¡también por dentro!

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mejor calificado

Goodreads

Follow bajo paraguas violeta on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: