//
estás leyendo...
Uncategorized

El cepillo lo traje

Qué divertido que es cuando nos vamos de viaje y nos dejamos la mitad de las cosas en casa.

Lo de divertido no lo digo con ironía. Olvidarnos las cosas significa que estamos en otro sitio y, salvo excepciones, eso suele ser bastante bueno.

Hace unos días tuve la suerte de llegar a Bruselas, sin desodorante ni pasta de dientes. Eso sí, el cepillo lo traje. Me refiero al cepillo de dientes, porque, el del pelo, ese también me lo dejé en casa.

Todos estos olvidos los arreglé rápidamente en un supermarkt cercano (no es que me haya comido la e, está en neerlandés..). Chicle sí que había traído; con eso pude suplir lo de la pasta por un rato.

Así es viajar: toda una aventura y mucha risa.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Mejor calificado

Goodreads

Follow bajo paraguas violeta on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: